Mes: mayo 2014

La historia de una canción: A taste of honey (Herb Alpert, 1965)

Curiosamente, hasta la fecha no habíamos hablado en el blog de Déjate Inspirar de Herb Alpert, nacido Herbert Alpert Goldberg. Esta noche lo hacemos a propósito de su versión orquestal de “A taste of honey”, incluida en su disco “Whipped Cream & Other Delights”.

 

444px-Herb_Alpert_1966

Hagamos historia. “A taste of honey” fue compuesta por Ric Marlow y Bobby Scott en el año 60 para un musical de Broadway basado en la obra inglesa del mismo título. Se trataba de un tema instrumental que ganó un premio Grammy, algo que también sucedió con la versión de Herb Alpert de cuatro años después. Sin embargo, también es conocida la versión con letra, que interpretaron respectivamente, Lenny Welch, y después, los Beatles. Estos últimos en su álbum de debut de 1963 (Please Please Me).

Cover-Whipped-Cream-and-Other-Delights

Por su parte, Herb Alpert grabó una de las versiones más dinámicas y conocidas de la historia con su grupo “Herb Alpert and the Tijuana Brass”. Alpert, vocalista y trompetista, tiene actualmente 79 años. Se dedica a la pintura y a la escultura, y a sus espaldas tiene veintiocho discos en las listas Billboard, ocho Grammy, catorce discos de platino, quince discos de oro, y más de 70 millones de discos vendidos en todo el mundo.

El éxito de Tijuana Brass, su banda, fue el detonante para que se formaran otras bandas de similares características, y aunque la disolvió en los años setenta, gracias a su contribución a la música popular del siglo XX, cuenta con su propia estrella de la Fama en Hollywood.

La historia de una canción: Make it with you (Bread, 1970)

La banda de rock y pop californiana Bread publicó en el año 1970 “Make it with you”, una canción incluida en el largo “On the waters”, editado tres años antes de su ruptura. La compuso David Gates, un músico a quien el oficio le venía desde la cuna (su padre era pianista) y que ha pasado a la historia de la música contemporánea por ser el vocalista de esta formación.

Bread fueron pioneros del llamado Soft Rock, un subgénero muy amplio, también conocido como rock suave o “rock para adultos” (adult oriented rock), que tiene sus raíces en la mayoría de composiciones de grupos tales como los Beatles y los Beach Boys.

“Make it with you” apareció como single y alcanzó el número uno en el Billboard Hot 100 en agosto del 70. Sin embargo, y pese a que Bread se ha convertido con el paso de los años en una banda mítica y no obtuvo malas posiciones en las listas de ventas, “Make it with you” fue su único sencillo en llegar a lo más alto. Ningún otro lo consiguió.

Su título es suficientemente explícito. Literalmente, “Hacerlo contigo”. Una de las versiones de esta canción que se grabaron en castellano se titulaba “Quiero hacerte el amor”, aunque no fue la única. Hubo dos más traducidas a nuestra lengua, a saber: “Cerca de ti” y “Te ofrezco mi corazón”.  Se trata de una letra de amor al uso, sin grandes pretensiones, pero con el sustento de una preciosa melodía. Otros artistas que la interpretaron fueron Earth, Wind & Fire, Aretha Franklin y Teddy Pendergrass.

La anécdota de la canción (no sabemos si real o apócrifa), la puso la madre de David Gates, que al escuchar el éxito de su hijo, creyó haber escuchado “Naked with you” en vez de “Make it with you”. En realidad no había mucha diferencia con el título original. Lo que había oido la señora Gates fue “desnudo contigo”.

;

La historia de una canción: Here comes the sun (The Beatles, 1969)

George Harrison compuso Here comes the sun en una de las etapas más convulsas de los Beatles. La banda daba síntomas claros de agotamiento, y la presencia de Yoko Ono, vilipendiada desde hace décadas por los seguidores de la banda británica, se hacía especialmente intensa en las decisiones y comportamiento de John Lennon.

thebeatles-gal-plane

La canción nació una apacible mañana primaveral, cuando Eric Clapton recibió a su amigo George Harrison en casa. Ambos se pusieron a tararear una melodía sencilla, guitarra en mano, con la frase “it’s been a long cold lonely winter” (ha sido un largo, frío y melancólico invierno). Ese fue el origen de la canción que nos ocupa hoy, que finalmente fue terminada en Cerdeña durante unas vacaciones. Frente a la cuesta arriba que estaba suponiendo la pertenencia a los Beatles, Here comes the sun es una canción luminosa, alegre, y de gran calidad. Es otra de las canciones que auparon a Harrison al lugar que hasta entonces ostentaban Lennon y McCartney.

Here comes the sun se grabó en los estudios Abbey Road entre los meses de julio y agosto de 1969, en quince tomas en total, con el apoyo de una orquesta con predominio de los instrumentos de cuerda. En ella Harrison soportaba todo el peso vocal, además del de las guitarras, el sintetizador Moog y el armonium, prácticamente anulado en la versión final.

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar

La historia de una canción: My sweet Lord (George Harrison, 1970)

george-harrison-living

Mientras ponemos el pijama a la radio, te contamos como cada día, la historia de una canción. La de hoy pertenece al inolvidable George Harrison y se titula, como ya habrás adivinado al escuchar sus primeros acordes, “My sweet Lord”.

Incluida en el que probablemente es el disco más conocido y recordado del ex beatle, “All things must pass”, sonó por primera vez en el año 1970 tras ser estrenada en primer lugar en Estados Unidos. Fue a principios de 1971 cuando vio la luz en el Reino Unido. A pesar de su mensaje de fe, de su carácter místico y de constituir una alabanza al dios Krishna, no estuvo exenta de polémica. El autor fue demandado por plagio al descubrirse notables similitudes entre My sweet Lord y una canción de The Chiffons titulada “He’s so fine”, del año 1962. Harrison pagó su correspondiente multa, aunque la coincidencia no se consideró un plagio estricto. Después de aquel proceso legal, George Harrison llegó a asegurar que se “obsesionaba” con todas las canciones que escuchaba: todas le parecían basadas en melodías conocidas. La polémica se extendió durante años, tanto es así que según dicen, terminó por comprar los derechos de ambas canciones (la suya y la de The Chiffons) para evitar más problemas.

En cualquier caso, la canción obtuvo numerosos discos de platino y alcanzó lo más alto de las listas por última vez en el año 2002, tras el fallecimiento de su autor. Según relató el propio Harrison, la canción había sido compuesta en 1969 después de una rueda de prensa. Con la excusa de las palabras “aleluya” y “hare krishna”, empezó a enlazar acordes, y creó una melodía que ha pasado a la historia. En la producción, Phil Spector, responsable también de éxitos de Beatles y de John Lennon en solitario.

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar.

La historia de una canción: Popcorn (Hot butter, 1969)

Seguimos caminando por la senda de la pionera música electrónica en Déjate Inspirar. Hoy es el turno de Popcorn, una conocida y divertida canción del año 1969.

El alemán Gershon Kingsley, un nonagenario precursor del uso del mítico sintetizador Moog, compuso a los 47 años de edad una canción cuyo ritmo, supuestamente, imita el sonido del maíz al estallar y convertirse en palomita: “popcorn”. Parece ser que Kingsley estaba escuchando el sonido de una máquina de hacer palomitas cuando se le ocurrió componer una melodía que imitase ese ruido. Así nació el primer éxito electrónico de la historia. 

Esta canción le debe todo al famoso Moog, que fue uno de los primeros artilugios para componer música electrónica. La melodía tiene muchísimas versiones propias y ajenas. Sin ir más lejos, el propio Kingsley interpretó además de la original, varias junto a la “First Moog Quartet” (la primera banda en tocar música electrónica en el Carnegie Hall, por cierto). Después, llegaría la versión más popular y recordada de todas, interpretada por Hot Butter, que es precisamente la que escuchamos hoy en Déjate Inspirar.

En España, la (probablemente) mejor banda de música instrumental que ha dado nuestra historia, también hizo su versión de Palomitas de Maíz. Hablamos de Los Pekenikes. En nuestro país, la versión de Los Pekenikes vio la luz en 1972 y es mucho más conocida que la de Hot Butter. Todos recordamos el título traducido al castellano encajando perfectamente en la métrica de la primera estrofa.

 

La historia de una canción: Psyché Rock (1967)

Cuando los más jóvenes (y no tan jóvenes) escuchan esta canción, inmediatamente piensan “es la sintonía de la serie Futurama”. Y cuando aquellos amantes de la televisión de antaño la oyen, piensan “es la sintonía que empleaba José María Íñigo para su «Estudio Abierto» de TVE”. Estos últimos llevan razón. Los primeros, no del todo. Te contamos ahora la historia de este tema, trufada de referencias culturales contemporáneas y editada en el año 1967.

Psyché Rock fue compuesta por Pierre Henry, un compositor francés nacido en 1927 y pionero de la música concreta. Esta derivación de la electrónica que conocemos hoy, fue acuñada por el francés Pierre Schaeffer en los años 40 del siglo pasado, cuando pudo experimentar en la RTF (la radiotelevisión francesa) con cintas y sistemas de grabación. Su mecánica es sencilla: la música concreta consiste en tratar cada sonido registrado por separado, modificarlo, superponerlo… en definitiva, mezclarlo para generar una melodía. Es, en sí, la génesis de la música electrónica. Pierre Henry, que trabajó en ese “laboratorio” de Schaeffer en la RTF, y que desde niño estaba obsesionado con la música que emanaba del ruido de los objetos, incluyó esta canción en “Messe pour le temps présent”, un disco experimental compuesto para el ballet de Maurice Béjart, coreógrafo.

bejart henry

En 1997, el DJ británico Norman Quentin Cook, más conocido como Fatboy Slim, sampleó esta canción dando como resultado una excelente versión de la original, aunque la más conocida es la interpretación que hizo Christopher Tyng para la serie Futurama. Los aficionados a las series y películas de animación saben de sobra que Futurama es un producto “hermano” de la serie Los Simpson, cuyo creador es Matt Groening, auténtico dibujante de culto. Por ambas series, Groening ha conseguido la friolera de 12 premios Emmy.

Christopher Tyng compuso la cabecera de Futurama basándose hasta tal punto en Psyché Rock, que actualmente se considera una variación de la original y no tanto un homenaje o inspiración. A continuación te dejamos material suficiente para comparar: la sintonía de Futurama, la cabecera de Estudio Abierto y la original de Henry.

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)

“Un Estudio Abierto de 1982” Rtve.es

La historia de una canción: Walk away Renée (1966)

La historia de esta canción la han escrito varias bandas e intérpretes. Y a cada cual, mejor. La versión original de Walk away Renée fue obra de The Left Banke, una banda americana de trayectoria tardosesentera, especialista en pop barroco (del que ya hemos hablado en este blog en ocasiones anteriores) y psicodelia. Compuesta por Michael Brown y Bob Callili, pertenece al álbum del mismo nombre editado por Smash y cuyo título se completa con el añadido de otra canción, “Pretty Ballerina”. En su edición como single, contenía en la cara B el tema “I Haven’t Got the Nerve”.

 

leftbankewalkaway

 

Existen varias interpretaciones acerca del origen de la canción y de la identidad de la tal “Renée”. En cualquier caso, la más cercana a la realidad es posiblemente la que cuenta la historia de un desamor, o mejor dicho, de un amor no correspondido, el que sentía Michael Brown por Renée Fladen, novia del bajista de la banda, aunque también cobra fuerza el uso aleatorio del nombre “Renée” sin trasfondo real alguno.

Su orquestación (hay presencia de clavecín) y el predominio de las cuerdas es posiblemente la clave del éxito de esta canción, que sin embargo no destaca especialmente en el plano vocal. Walk away Renée es también conocida por la magistral interpretación que hicieron los Four Tops en 1968, impregnada esta vez de su espíritu Motown tan característico. Y como decíamos al principio, no son los únicos. Hay una larga lista de intérpretes que aportando su toque personal han contribuido a mitificar la canción.

 

Los podcast de Capital Radio, ya en iTunes

Además de escuchar los podcast de Déjate Inspirar y de todos los programas, secciones y espacios de Capital Radio en nuestro canal en Ivoox, también puedes hacerlo a través de iTunes.

Imagen

 

Escucha cada noche Déjate Inspirar en la sintonía de Capital Radio. Síguenos en Twitter y vuelve a enamorarte de la radio.