Mes: septiembre 2014

Homenaje a Tino Casal en Déjate Inspirar

Hoy lunes, 22 de septiembre se cumplen veintitrés años del fallecimiento de Tino Casal. El cantante, una de las figuras más representativas de los 80 en España, desarrolló sus habilidades artisticas no solo en el ámbito de la música, en el que destacó por su personalísima voz y su inconfundible manera de interpretar, sino también en el de las artes plásticas.

tino

Estos días se rememora su figura en la Plaza de Trascorrales de Oviedo con una exposición temporal dedicada al artista de Tudela Veguín, y se ha anunciado asimismo la próxima ubicación en Oviedo de una calle que llevará su nombre.

Esta noche en Déjate Inspirar contaremos con la colaboración de Gerardo Quintana, periodista y biógrafo de Tino Casal, que nos acompañará en la “Historia de una canción” para hacer una semblanza del asturiano.

gerardo

Escucharemos varios de sus temas y charlaremos con una de las personas que más datos conocen y recuerdan del cantante: Quintana editó en el año 2007 “Tino Casal, Más allá del embrujo”.

Escúchalo esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)

Anuncios

La historia de una canción: Tell Laura I love her (Ray Peterson, 1960)

La canción de esta noche no es sino una excusa para rendir un pequeño homenaje a la radio, a través de una película española. En este primer programa de la nueva temporada de Déjate Inspirar, recordamos la canción Tell Laura I love her, una de las principales en la banda sonora de la película de José Luis Garci “Solos en la madrugada”.

El tejano Ray Peterson, que grabó su primer disco en Los Ángeles en 1958, logró colocar en los primeros puestos de las listas esta canción en colaboración con el productor Phil Spector dos años más tarde. Había fundado su propio sello discográfico y elevó una canción tan descarnada y trágica como esta a un más que honroso puesto. El planteamiento, bien simple. Un jovencito enamorado participa en una carrera de coches para conseguir dinero con el que comprar un anillo de pedida para la tal Laura. Muere aparatosamente en plena competición y lo último que acierta a decir es “Di a Laura que la quiero, que mi amor por ella no morirá”.

Del otro lado, “Solos en la Madrugada” (1977) ahonda en la historia de un locutor de radio, interpretado por José Sacristán, que presenta un exitoso programa nocturno titulado precisamente así. Separado de su ex mujer, Elena (Fiorella Faltoyano), inicia una relación con una chica mucho más joven que él que aparece un día en la emisora (Emma Cohen) y que le sirve en bandeja el choque generacional.

tell laura

A Garci, que como al ajo se le ama o se le aborrece, siempre le ha obsesionado la idea de la nostalgia por el tiempo perdido con la que carga su generación, la de aquellos que crecieron en los años de la dictadura. Y en esta película hace un homenaje a tres bandas. Una, a la radio. Otra, a la Transición. Y otra, como dice su protagonista frente al micrófono, a “aquella juventud de los cincuenta, obsesionados con el estudias o trabajas. A los miles y miles de amas de casa y empleados de banca, seguros y reaseguros, que no llegásteis a ser ingenieros como quería mamá”. ¿Trasnochado? Probablemente. Pero también reivindicativo y batallador.

El reparto, escueto y selecto. José Sacristán, Fiorella Faltoyano, Emma Cohen, María Casanova, y en el papel de técnico de la emisora, el también locutor Claudio Rodríguez.

El monólogo final de la película utiliza la canción que glosamos hoy como arma arrojadiza: “Yo os prometo que Ray Peterson, Raimundo Pérez si hubiese nacido en el Imperio, no volverá a decirle a Laura que la quiere. Porque es que Laura tiene ya 35 castañas, cinco hijos y está casada con un veterinario de Arkansas. Y esto hay que afrontarlo”, y que puedes ver a continuación en este vídeo: