Beatles

La historia de una canción: 50 aniversario de Yesterday (The Beatles)

Los informativos se han hecho eco esta semana de un aniversario musical, el de los 50 años de Yesterday. Para conmemorar el medio siglo de vida de una de las más conocidas composiciones de los Beatles, contamos hoy su historia a través de un buen puñado de curiosidades. Yesterday, grabada en Abbey Road los días 14 y 17 de junio de 1965, quedó concluida en apenas dos tomas, y mezclada a continuación entre el 17 y 18 de junio de aquél año. Beatles-singles-yesterdayLa letra original de la canción, escrita por McCartney, se encuentra expuesta en la British Library de Londres, y es tan concisa como la propia canción, cuya duración es de apenas 2 minutos.

Parece ser que la melodía surgió fruto de un sueño de McCartney, que corrió a escribirla nada más despertar, temiendo olvidarla y preocupado por la posibilidad de haber soñado una canción ya existente. Por si acaso, mostró los acordes a sus compañeros y afortunadamente ninguno la había escuchado antes. Una vez tranquilo y seguro en su autoría empezó a dotarla de letra. Y comenzó colocando unas estrofas que no tenían absolutamente nada que ver con la composición final. Quedó como sigue:

 “Scrambled eggs

Oh my baby how I love your legs”

O lo que es lo mismo: “huevos revueltos, oh nena cómo me gustan tus piernas”. Y así se quedó durante semanas. Los Beatles estaban rodando por entonces la película “Help!” y hasta que ésta no finalizó, Paul no pudo concluir la melodía. Le daba vueltas entre rodaje y rodaje pero no quedó finalizada hasta que ya en periodo de descanso, durante un viaje a Portugal, dio con el título y la letra definitivos. Después de alumbrarla, la banda no quiso o no supo arreglarla y George Martin, el productor, tuvo una idea innovadora para la época: grabarla con apenas una guitarra y un leve acompañamiento de cuerdas. Voz y guitarra el 14 de junio, y la sección de cuerdas, el 17 de aquél mes. Es por ello que esta semana se cumplen las cinco décadas de una canción que ha entrado en el libro Guinness por la ingente cantidad de versiones que tiene (más de 1.600), que es el tema británico más pinchado en la historia de la radiodifusión norteamericana (y uno de los más radiados del mundo), que alcanzó el número 1 en Estados Unidos, que durante el siglo XX se interpretó más de siete millones de veces, y que a pesar de todo, no tuvo un estreno oficial destacado en Gran Bretaña porque Los Beatles creían que iba a terminar con su imagen rockera y contundente.

Aquí puedes verla interpretada en directo por la banda en Alemania:

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)

La historia de una canción: Here comes the sun (The Beatles, 1969)

George Harrison compuso Here comes the sun en una de las etapas más convulsas de los Beatles. La banda daba síntomas claros de agotamiento, y la presencia de Yoko Ono, vilipendiada desde hace décadas por los seguidores de la banda británica, se hacía especialmente intensa en las decisiones y comportamiento de John Lennon.

thebeatles-gal-plane

La canción nació una apacible mañana primaveral, cuando Eric Clapton recibió a su amigo George Harrison en casa. Ambos se pusieron a tararear una melodía sencilla, guitarra en mano, con la frase “it’s been a long cold lonely winter” (ha sido un largo, frío y melancólico invierno). Ese fue el origen de la canción que nos ocupa hoy, que finalmente fue terminada en Cerdeña durante unas vacaciones. Frente a la cuesta arriba que estaba suponiendo la pertenencia a los Beatles, Here comes the sun es una canción luminosa, alegre, y de gran calidad. Es otra de las canciones que auparon a Harrison al lugar que hasta entonces ostentaban Lennon y McCartney.

Here comes the sun se grabó en los estudios Abbey Road entre los meses de julio y agosto de 1969, en quince tomas en total, con el apoyo de una orquesta con predominio de los instrumentos de cuerda. En ella Harrison soportaba todo el peso vocal, además del de las guitarras, el sintetizador Moog y el armonium, prácticamente anulado en la versión final.

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar

La historia de una canción: Something (The Beatles, 1969)

Doce violines, cuatro violas, cuatro violonchelos y un contrabajo tuvieron la culpa de aquél sublime sonido de Something. Estos elementos, y claro está, George Harrison, su compositor. Durante las jornadas en las que se grababa el White Album de los Beatles, Harrison compuso esta canción al piano, pensando en que le había quedado poco profunda o poco adecuada al momento por el que la banda estaba atravesando, motivo por el cual pensó en cedérsela a otro intérprete.

Ray Charles fue el elegido en un primer momento. Tanto es así, que la incluyó dos años más tarde en su disco Volcanic Action of my soul. Sin embargo y contra todo pronóstico, Something pasaría a la historia como una de las canciones míticas no solo de Harrison, sino de la última etapa Beatle.1348261

Something apareció como single junto a Come Together en el Reino Unido y llegó a alcanzar el número 1 en Estados Unidos durante una semana. Está incluida en el álbum Abbey Road, y fue para McCartney y Lennon probablemente la mejor canción escrita por el beatle callado durante su etapa dentro del grupo. Como otras canciones de los Beatles, costó una ingente cantidad de tomas, modificaciones y versiones hasta alcanzar la definitiva. Pero mereció la pena, pese a situar a Harrison en primera línea como compositor justo cuando el grupo se desmoronaba.

No podemos dejar de recordar, como en otras entregas de la Historia de una Canción, las sucesivas versiones que otros artistas hicieron de la misma. Desde Joe Cocker hasta Frank Sinatra, pasando por la de James Brown, que era sin duda la favorita del propio Harrison.

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)