La historia de una canción: Eloise – Barry Ryan (1968)

Volvemos a la carga con nuestras historias de grandes éxitos del pop y el rock internacional, recordando esta vez una de las canciones más potentes y emblemáticas que ha dado la música anglosajona. Viajamos a 1968 para escuchar Eloise, la impresionante canción de Barry Ryan, creada por su hermano gemelo, Paul Ryan, y que vendió más de cuatro millones de copias.

Aquel año de 1968, los hermanos Ryan ya habían abandonado su proyecto musical juntos, “Paul and Barry Ryan”, un dúo promovido por Frank Sinatra, que obtuvo algunos pocos éxitos propios y ajenos. Entre ellos, la versión de The Hollies “Have you ever loved somebody” o la que les hizo más conocidos, “Don’t bring me your heartaches”


Se da la circunstancia de que estos dos hermanos ya traían la música “de serie”. Eran hijos de la cantante británica de los años 50 Marion Ryan, conocida por su versión de “Love me forever” (una canción que en España es recordada con el título de “Quiéreme siempre”, y que en suelo patrio escuchamos en las voces de Los Cinco Latinos y más tarde, en la interpretación de Paloma San Basilio). Paul y Barry, por tanto, estaban más que acostumbrados al ambiente musical. Pese a ello, Paul decidió hacer una retirada a tiempo, sabedor de que no encajaba en la caótica vida de la fama y el artisteo, y se dedicó a componer, dejando el camino libre para que Barry comenzase su carrera en solitario. Fruto de aquella etapa es “Eloise” y lo son también algunas canciones que después interpretó Frank Sinatra.

Exagerada, barroca, excesiva y brillante. Así la creó y así es “Eloise”. Una canción que crece a medida que transcurren sus más de cinco minutos de duración, no solo por su imponente orquestación, producida por Bill Landis, y en la que se incluyen partes instrumentales a intervalos de muy distinta intensidad. También por los coros que enfatizan aún más el resultado final, y muy especialmente, por la manera histriónica en que Barry Ryan la interpreta. Un tema sin duda complicado de cantar, plagado de agudos, y que defendió de manera apasionada y efectiva Tino Casal incluyéndola en “Lágrimas de Cocodrilo”, su disco de 1987. “Eloise” es en España el tema estrella de Casal, y fuera de nuestras fronteras, el gran éxito de Ryan.

Pocos saben sin embargo que “Eloise” no fue la única canción de Ryan versionada por Tino Casal. Muchos años antes, cuando el asturiano militaba en el conjunto Los Archiduques, los dos artistas tuvieron su primer punto de confluencia en el tema “I love how you love me” (original de Barry Mann). Existen decenas de versiones de esta canción, pero apenas un par de ellas con arreglos de gaitas, y una de ellas es precisamente la de los hermanos Ryan siendo la otra la de Nino Tempo y April Stevens. La canción de Los Archiduques, titulada “Lamento de Gaitas”, está cantada por un jovencísimo Tino Casal y es prácticamente idéntica a la de Barry y Paul.

Este mes se cumplen precisamente 24 años de la desaparición de Tino Casal. Puedes ver el vídeo de esta canción, rodado en 1969 en Santa María del Naranco (Oviedo) a continuación:

Escucha Eloise esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)

Anuncios

La historia de una canción: 50 aniversario de Yesterday (The Beatles)

Los informativos se han hecho eco esta semana de un aniversario musical, el de los 50 años de Yesterday. Para conmemorar el medio siglo de vida de una de las más conocidas composiciones de los Beatles, contamos hoy su historia a través de un buen puñado de curiosidades. Yesterday, grabada en Abbey Road los días 14 y 17 de junio de 1965, quedó concluida en apenas dos tomas, y mezclada a continuación entre el 17 y 18 de junio de aquél año. Beatles-singles-yesterdayLa letra original de la canción, escrita por McCartney, se encuentra expuesta en la British Library de Londres, y es tan concisa como la propia canción, cuya duración es de apenas 2 minutos.

Parece ser que la melodía surgió fruto de un sueño de McCartney, que corrió a escribirla nada más despertar, temiendo olvidarla y preocupado por la posibilidad de haber soñado una canción ya existente. Por si acaso, mostró los acordes a sus compañeros y afortunadamente ninguno la había escuchado antes. Una vez tranquilo y seguro en su autoría empezó a dotarla de letra. Y comenzó colocando unas estrofas que no tenían absolutamente nada que ver con la composición final. Quedó como sigue:

 “Scrambled eggs

Oh my baby how I love your legs”

O lo que es lo mismo: “huevos revueltos, oh nena cómo me gustan tus piernas”. Y así se quedó durante semanas. Los Beatles estaban rodando por entonces la película “Help!” y hasta que ésta no finalizó, Paul no pudo concluir la melodía. Le daba vueltas entre rodaje y rodaje pero no quedó finalizada hasta que ya en periodo de descanso, durante un viaje a Portugal, dio con el título y la letra definitivos. Después de alumbrarla, la banda no quiso o no supo arreglarla y George Martin, el productor, tuvo una idea innovadora para la época: grabarla con apenas una guitarra y un leve acompañamiento de cuerdas. Voz y guitarra el 14 de junio, y la sección de cuerdas, el 17 de aquél mes. Es por ello que esta semana se cumplen las cinco décadas de una canción que ha entrado en el libro Guinness por la ingente cantidad de versiones que tiene (más de 1.600), que es el tema británico más pinchado en la historia de la radiodifusión norteamericana (y uno de los más radiados del mundo), que alcanzó el número 1 en Estados Unidos, que durante el siglo XX se interpretó más de siete millones de veces, y que a pesar de todo, no tuvo un estreno oficial destacado en Gran Bretaña porque Los Beatles creían que iba a terminar con su imagen rockera y contundente.

Aquí puedes verla interpretada en directo por la banda en Alemania:

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)

La historia de una canción: Wind of change – Scorpions (1991) – Filarmónica de Berlín (2000)

Esta noche escuchamos una majestuosa versión del éxito de The Scorpions “Wind of change”. Interpretada junto a la Filarmónica de Berlín, la versión que recordamos recrea la original que vio la luz en 1991. “Wind of change” se convirtió no solo en un símbolo de la reunificación alemana y del final de la Guerra Fría sino también en el más importante de los éxitos de esta banda de heavy metal y hard rock que precisamente este año 2015 celebra el medio siglo de historia musical.

sco

Escrita por Klaus Meine, superó el éxito anterior de la banda, la también conocidísima “Still loving you”, alcanzando en años sucesivos los más de 14 millones de copias vendidas. Meine, vocalista de la banda, escribió esta canción en el verano previo a la caída del Muro de Berlín (1989) tras una visita el año anterior a Moscú en la que el grupo obtuvo una positiva repercusión pese a su origen y a las circunstancias históricas imperantes en aquél momento. Como medida aperturista y dado el éxito, la ex Unión Soviética convocó en agosto del 89 el Moscow Music Peace Festival, con la participación entre otros de Bon Jovi, Mötley Crüe u Ozzy Osbourne. El éxito se repitió. La joven generación llamada a protagonizar el cambio se volcó con el acontecimiento y para entonces, ese “viento de cambio” del que habla la canción era ya una realidad. Apenas dos meses antes de la caída del muro “Wind of change” empezó a sonar en todas las emisoras europeas. Fue en cierto modo la banda sonora de este episodio de la Historia.

En 2000 los Scorpions lanzaron una ambiciosa producción sinfónica titulada “Berliner Philarmoniker. Moment of Glory” grabada en Viena junto a la Orquesta Filarmónica de Berlín en la que incluyeron la versión que escuchamos hoy. Con motivo de la Expo 2000 celebrada en Hannover, ciudad natal del grupo, Scorpions interpretaron esta y otras grandes baladas de las cuales también queda constancia en una edición especial en DVD titulada “Moment of Glory Live”.

Aquí tienes una muestra de ello:

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar

Matilde Conesa, voz histórica del teatro del aire, del cine y de la publicidad

matilde conesa

La inconfundible voz de Matilde Conesa se apagó el 29 de marzo de 2015. Luis Ignacio González hace un repaso a los grandes nombres de la locución de radio y publicidad y a los actores de doblaje a través de su figura, una de las más significativas de la profesión y con la que trabajó como locutor en numerosas ocasiones. Recreamos en Déjate Inspirar la radio como fábrica de sueños, tal y como hizo Matilde Conesa a lo largo de su extensísima carrera profesional.

Escucha el podcast:

http://www.ivoox.com/dejate-inspirar-capital-radio-30-3-2015-recuerdo-a-matilde_md_4295457_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Steve Strange, uno de los rostros de los 80 (Fade to grey – Visage, 1980)

Se ha marchado otro icono de los ochenta. Steve Strange (nacido Steven John Harrington) ha fallecido en Egipto. Quien fuera vocalista del grupo Visage, falleció víctima de un ataque al corazón a la edad de 55 años. Esta noche en Déjate Inspirar le recordamos con su mayor éxito: Fade to Grey.

Visage jugaron en la misma liga de Spandau Ballet, de Duran Duran, de Eurythmics o de Roxy Music: los New Romantics (nuevos románticos, como se conocieron en España). El New Romantic, hermano del new wave y del glam, fue además de una corriente musical, una auténtica tendencia estética con sede en Inglaterra. Cardados, maquillaje pálido, dibujos en el rostro, aspecto de arlequín…  En España, los nuevos románticos tuvieron una pequeña representación en el trío de los hermanos Cano. Mecano, en su primera etapa, lucía una estética muy similar a la de todos estos grupos que pronto se apresuró a abandonar.

steve strange

La banda liderada por Steve Strange, fundador del club The Blitz (cuya web oficial lamentaba hoy la muerte de su ideólogo), dio sus primeros pasos a finales de los 70. Su primera formación estaba compuesta por Rusty Egan (batería de varios grupos de la época) y Midge Ure (quien desembarcaría posteriormente en Ultravox). Editaron un primer single titulado “Tar”, y después parieron su gran éxito, “Fade to grey”, que es sin duda una de las canciones más importantes de aquella época. Grabada en los estudios Genetic, era su segundo single, pero fue el primero en aparecer de manos de una discográfica importante: Polydor.  La melodía inconfundible de la canción es obra de Chris Payne y Billy Currie. La letra -en inglés-, de Midge Ure. Porque también se grabó una versión de Fade to Grey en francés, interpretada en esa ocasión por una joven llamada Brigitte Arens, por entonces novia de Rusty Egan.

Steve Strange reflotó la banda después de pasar una etapa personal para olvidar. Fue en 2004, aunque sus componentes ya no eran los de la formación original. La primera aventura de Visage se había extinguido en 1985. 

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)

Demis Roussos: la voz cálida de la música griega (We shall dance, 1971)

Demis Roussos murió a los 68 años en Atenas, en la madrugada del sábado 24 de enero de 2015. Su familia pospuso el anuncio de su fallecimiento para evitar hacerla coincidir con la jornada electoral en Grecia, país natal del artista. Su hija Emily fue la encargada de comunicar la noticia al periódico Le Figaro, lo que provocó desde el primer momento la aparición de miles de condolencias en redes sociales debido a la popularidad internacional del artista.

Artemios Venturis Demis Roussos, nacido en Alejandría, Egipto, en 1946, ha construido una extensa carrera cimentada en la música melódica. Con su particular voz, aguda, aterciopelada y vibrante, comenzó a hacer pinitos en la música cuando contaba con apenas 17 años, primero en el grupo The Idols, posteriormente en We Five, y después, ya como trampolín de su carrera, en el conjunto Aphrodite’s Child, donde además de poner voz a las canciones, tocaba el bajo. En ese grupo también militó Vangelis, genio del New Age que tiempo después reclamó a Roussos para participar en la banda sonora de la mítica película Blade Runner. Hasta 2009, año de publicación de su último disco, logró superar la cifra de los 60 millones de LPs vendidos con su mezcla de pop ligero y folklore griego.

demisr

En España irrumpió con fuerza a comienzos de los 80 con la edición en castellano de varios de sus éxitos. En todo el mundo, consiguió popularizar decenas de canciones como “Goodbye my love, goodbye” o “Forever and ever”. Quizá la más conocida de todas fue “Velvet Mornings”, con ese pegadizo estribillo (triki triki mon amour) objeto también de innumerables parodias. Y es que su propia imagen se prestaba a ello. Sus túnicas de colores y su melena, su manera de salir al escenario caracterizado de él mismo, serán siempre recordadas.

Esta noche en Déjate Inspirar, escuchamos su primera canción en solitario, publicada en el año 1971, y que lleva por título “We shall dance” (Deberíamos bailar)

 

También puedes escuchar una versión instrumental del tema, grabada por Fausto Papetti:

La Historia de una canción: Baldosas Amarillas (Vetusta Morla y Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia, 2012)

Pasaban las cinco y media de la tarde del 11 de mayo de 2011 cuando un pequeño temblor paralizó Lorca por unos instantes. En ese momento me encontraba dando clase de trompa en la segunda planta del Conservatorio (Narciso Yepes). Fue una explosión breve pero contundente (…) que hizo que temblara la clase y lanzara por los aires los altavoces del equipo de música. “Parece una bomba, o quizá, un terremoto”. Acerté con la última. (…)

Mi compañero de armas y amigo, Quico Señas, buscó a grupos de música que quisieran sumarse a un concierto benéfico. Recuerdo cuando me llamó todo ilusionado y me dijo “¡Acho, Vetusta Morla me ha contestado!” Mi respuesta fue algo parecido a “¿Vetusta qué?”

foto3_VETUSTA_all_104766

Marcos de la Cruz Soler es el director del Conservatorio de Música Narciso Yepes de Lorca, en Murcia. Estas fueron sus palabras a modo de prólogo del librodisco que editó recientemente Vetusta Morla, en el que se recogen tanto fotografías como vídeo y todos los cortes de audio del concierto benéfico que la banda madrileña organizó junto a la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia hace ahora dos años. El objetivo, recoger fondos para reconstruir las instalaciones del conservatorio, que quedaron gravemente dañadas, y que afortunadamente han vuelto a abrir sus puertas en septiembre de 2014.

Tanto la venta de entradas de los dos conciertos que se celebraron en Murcia capital en mayo de 2012, como la recogida de donativos a cambio de la descarga de la grabación, tras la emisión del concierto completo en Televisión Española, sirvieron junto a otras aportaciones para concluir las obras. También, para arrojar luz sobre una catástrofe olvidada pronto por los medios de comunicación.

Quico Señas fue el “ideólogo” de un proyecto del que esta noche vamos a escuchar la última de las canciones interpretadas aquellas dos noches: Baldosas Amarillas, perteneciente al disco “Mapas“, editado ese mismo año. A modo de fin de fiesta, Vetusta Morla y la OSRM iniciaron una gira a finales de 2012 por toda España (de la que puedes leer una crónica firmada por Irene Vaquero en el blog Apuesta por el Rock And Roll)

Baldosas Amarillas fue compuesta por Guillermo Galván, y el arreglo orquestal, creado por Juan Salvador Bañón Martínez. Escúchala esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)

La historia de una canción: Time of the season (The Zombies, 1969)

“Time of the Season” es una canción del grupo británico The Zombies. La canción forma parte de su álbum Odessey and Oracle.

Sin embargo, Odessey and Oracle no fue el trampolín de popularidad para el tema. Time of the season alcanzó la fama un año después de que la banda se separase. La pieza es bien conocida dentro y fuera de España. No en vano ha sido utilizada en muchísimas ocasiones tanto en ficción televisiva como en cine y publicidad y cuenta con numerosas versiones interpretadas por cantantes actuales y de antaño. El teclista Rod Argent la escribió, y fue grabada en los míticos estudios Abbey Road en agosto de 1967.

timeseason

The Zombies titularon deliberadamente mal ese álbum, con la intención de evocar la palabra Oda (Ode, en inglés) en Odessey. La grabación de aquél disco no estuvo exenta de roces entre los componentes de la banda, que no solo tuvieron que grabarlo con inusual agilidad para la costumbre de la época (motivo por el cual apenas hay tomas o canciones descartadas) sino que además, tuvieron que hacerlo en un par de estudios de grabación. Abbey Road fue uno de ellos, como mencionábamos al inicio, y el otro, Olympic Studios. Un pequeño enfrentamiento por la forma de interpretarla entre Rod Argent y el vocalista, Colin Blunstone, terminó zanjándose con la toma definitiva, en la que Argent canta la canción a su manera. El hecho de que el single que nos ocupa se publicase tras la separación, provocó el lanzamiento de una nueva versión del álbum entero, esta vez con otra portada.

The Zombies se formaron en 1961. Sin llegar a posiciones tan altas en las listas como otros grupos coetáneos (de hecho triunfaron más en Estados Unidos que en su tierra), son recordados por la elegancia y la sofisticación de sus canciones. Sus arreglos son complejos, salpicados de profundos sonidos de bajo y su escucha, evocadora. Las armonías vocales que crearon Rod Argent, Paul Atkinson, Chris White, Hugh Grundy y Colin Blunstone, no tienen nada que envidiar a las de otras bandas punteras de aquellos prolíficos años sesenta.

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)

La historia de una canción: Goodnight Tonight (Wings, 1979)

Esta noche recordamos a la segunda banda de Paul McCartney, “Wings“, a través de Goodnight Tonight, uno de sus últimos singles, que vio la luz en 1979. La canción se situó en unos más que respetables lugares en las principales listas de éxitos anglosajonas y estadounidenses aquél año, acompañada de “Daytime Nighttime Suffering“, su cara B, pero no fue incluida en el disco “Back to the Egg” que Wings había publicado ese año. Tendría que transcurrir casi una década para que “Goodnight Tonight” fuese incluida en el álbum “All the Best” y posteriormente, en 1993, en el recopilatorio “McCartney II”. En España la canción es recordada por ser tema oficial de la Vuelta Ciclista a España 1980.

wings-good-night-tonight

La canción caló entre el público y actualmente es una de las más recordadas de este grupo, cuya formación experimentó hasta siete cambios de componentes en los años en que se mantuvo activa. El nombre de “Wings” (alas) fue idea del propio Paul McCartney, que según dicen, tuvo la visión de unas alas mientras rezaba por su esposa Linda McCartney durante el parto de su hija en 1971. La niña, Stella McCartney, nació afortunadamente bien y actualmente es famosa por su trabajo como diseñadora de moda.

Wings fue el experimento de Paul McCartney tras la separación de The Beatles. Al principio estuvo formado únicamente por Linda y por él. Después, contó con Denny Seiwell y paulatinamente, fue agregando a la formación a Denny Laine y Henry McCullough. A partir de 1973 los cambios, abandonos y nuevas incorporaciones fueron la constante hasta que el grupo echó el cierre en 1981. En total editaron diez álbumes y publicaron más de veinte singles.

La canción arranca con un rasgueo de guitarra flamenca, pero esencialmente se trata de una canción bailable con algunos toques jazzísticos y ese insistente sonido de bajo que la hace inconfundible desde los primeros acordes. La canción huele a McCartney: mezcla estilos, complace a oídos con distintas predilecciones musicales y resulta elegante y redonda.

Escúchala esta noche en Déjate Inspirar

Homenaje a Tino Casal en Déjate Inspirar

Hoy lunes, 22 de septiembre se cumplen veintitrés años del fallecimiento de Tino Casal. El cantante, una de las figuras más representativas de los 80 en España, desarrolló sus habilidades artisticas no solo en el ámbito de la música, en el que destacó por su personalísima voz y su inconfundible manera de interpretar, sino también en el de las artes plásticas.

tino

Estos días se rememora su figura en la Plaza de Trascorrales de Oviedo con una exposición temporal dedicada al artista de Tudela Veguín, y se ha anunciado asimismo la próxima ubicación en Oviedo de una calle que llevará su nombre.

Esta noche en Déjate Inspirar contaremos con la colaboración de Gerardo Quintana, periodista y biógrafo de Tino Casal, que nos acompañará en la “Historia de una canción” para hacer una semblanza del asturiano.

gerardo

Escucharemos varios de sus temas y charlaremos con una de las personas que más datos conocen y recuerdan del cantante: Quintana editó en el año 2007 “Tino Casal, Más allá del embrujo”.

Escúchalo esta noche en Déjate Inspirar (Capital Radio)